Fil-DPZ

Secado del papel

Secado del papel


El mirador se corresponde con la planta más alta del molino por ser la zona más aireada. Está destinado a secar el papel en dos momentos: cuando se ha prensado, tras separarlo de los sayales por el levador, y también después de que los pliegos hayan recibido el apresto.


Son lugares donde debe correr el aire pero de forma controlada, por lo que las ventanas suelen tener persianas con lamas o puertas correderas para regular las corrientes y, en verano, evitar el sol.


Una red de cuerdas colocadas a distintas alturas permiten tender o mañir el papel tierno mediante el espito, cuyo mango largo y forma de T permite coger y colgar el papel en las cuerdas sin deteriorarlo.


En la mayor parte de los casos el trabajo lo realizaban mujeres, las mañidoras, que trabajan subidas en bancos, a veces con ruedas en dos de sus patas, y encima una pequeña mesa donde se dispone el papel para tenderlo. Cuando los pliegos están secos se retiran, se colocan en resmillas y se llevan, o bien a encolar, o bien a bruñir o satinar.